La norma ISO 39001 de seguridad vial (RTS por sus siglas en inglés), publicada en 2012, detalla los requisitos mínimos para un sistema de gestión RTS adecuado para gobiernos, operadores de flotas de vehículos o cualquier organización pública o privada que interactúe con el sistema de tráfico vial.

Los requisitos de la ISO 39001 ayudan a reducir las muertes y lesiones graves resultantes de accidentes de tráfico a través de tres rutas principales:

  • El desarrollo y la aplicación de una política adecuada en materia de seguridad vial.
  • El desarrollo de objetivos y planes de acción que incorporen requisitos legales y específicos de la organización.
  • Los detalles adicionales sobre los criterios relativos a la seguridad vial que una organización considera que están dentro de su esfera de influencia o control.

¿Para qué sirve la norma ISO 39001?

Lo que se pretende con este sistema es concienciar y formar a los trabajadores en materia de seguridad vial.  Al mejorar sus prácticas al volante se consigue un incremento en la seguridad de la movilidad y se minimiza el riesgo de accidentes de tráfico y, por consiguiente, la tasa de heridos y de mortandad. Para adoptar este Sistema de Gestión de Seguridad Vial se deben identificar las amenazas viales a las que se está expuesto para minimizar los riesgos que de ellas derivan.

Los hábitos más comunes que se quieren instaurar son: uso generalizado del cinturón de seguridad, conducción tranquila, respeto absoluto a las señales de tráfico y a los demás conductores o correcta fijación de la carga.

La norma ISO 39001 beneficia a las empresas que se certifican, pero es un beneficio que se extiende a toda la sociedad al velar por el cumplimiento de las normas viales en la red de carreteras.

Open chat
Hola ¿En que te podemos ayudar?
Hola ¿En que te podemos ayudar?